domingo, 24 de junio de 2007

Un poco de Magia

Las señales no son una teoría en propiedad de Paulo Coelho.
De hecho, en la literatura reciente, podréis encontrar obras muy interesantes y “reveladoras”, como las de James Redfield, Deepak Chopra o Carl Jung. Pero tampoco son teorías suyas.
La “magia” inherente a nuestro mundo nos acompaña desde que la naturaleza existe.Ya no nos debe de ser dificil aceptar que estamos interconectados a niveles subatómicos. Somos nubes de energía que conectan unas con otras formando una nebulosa mayor, un todo. Si la ciencia actual corrobora estos hechos, ¿qué son esas señales mágicas que parecen afectar a unas personas y a otras no?
Si se me permite una opinión personal, diría que depende de nuestra intención. Nuestra mente, aparte de ser la culpable de nuestros problemas psicológicos como he apuntado anteriormente, también es una herramienta con un potencial casi infinito. De ella depende todo.
¿Entonces basta tan sólo con creer, con aceptar la existencia de estas señales y ellas comenzarán a aparecer, así sin más?
Básicamente diría que sí, que ése es el comienzo.
Eso no significa, un poco de sentido común, que tengamos que ponernos como Don Quijote en pos de la primera quimera que se nos presente.
Propondría el siguiente ejercicio: Relájate con cualquier técnica durante unos minutos. Una vez en ese estado pre-meditativo, concéntrate en algún problema o deseo que quieras realizar. Visualízalo lo mejor que puedas, no lo forma que quieras que se solucione, sino el problema en sí, con voluntad firme, y al mismo tiempo solicitando una solución. Puedes hacer este ejercicio una vez al día antes de acostarte. Una vez finalizado es importante que te olvides del asunto y no le estés dando vueltas. Déjalo estar, acabas de imprimir tu voluntad en la nebulosa energética, y como la piedra que cayó sobre el lago, las ondas se están esparciendo. Pensar de nuevo en ello no serviría más que para crear interferencias.
Y ya está.
Espera, sé paciente, pero al mismo tiempo atento. Es posible que, sin más, empiecen a suceder casualidades. Una conversación en el autobús, un libro, un programa de televisión, una llamada telefónica, las posibilidades son inmensas.Espera y sé paciente, que no tardará.Un consejo: si se trata de situaciones que buscan el bien común o de muchos, y que no provocarán sufrimiento en los demás, ése es el camino.
Y no olvides una cosa. No se trata de magia, ni de nada sobrenatural. Es la propia naturaleza de nuestro mundo, de nuestro universo.
Además, sin saberlo, la mayoría de las personas trabajan así a diario. Algunas para bien, otras para mal. ¿No te suena?: “todo me va mal”, “siempre me pasa a mí”, “tengo gafe”, “no puedo hacerlo”…
“Querer es poder”
Gracias a todos por estar ahí fuera.

3 comentarios:

mariola dijo...

Hola a todos, me gustó mucho esto de la magia.
En nuestras vidas no tenemos un problema detrás de otro, ni un sueño detrás de otro.
Existen simultáneamente problemas e infinidad de sueños.
Nuestra capacidad para enfrentarnos al mundo que nos rodea es la que es en cada momento, y depende mucho de cual sea nuestro estado de ánimo en ese preciso instante.
Hay días que nos vemos con fuerzas para afrontar cualquier situación, y en los que vemos posible alcanzar nuestros sueños.
Otros días nos parece que todo se tuerce y se complica, y lo solemos achacar a la mala suerte.
No creo que la suerte termine influyendo mucho. La mayoría de nuestros logros se corresponden con un esfuerzo previo, y con un interno convencimiento de que lo podemos conseguir.
Con una actitud positiva es fácil reconocer las señales, y digo fácil porque tienes ganas, pones empeño y eres positivo.
Los días malos, tenemos limitada nuestra capacidad por ese sentimiento de impotencia, por esa sensación de que todo va a salir mal, por la propia negatividad. La vida sucede ante tus ojos y ni te enteras, cómo vas a descubrir las señales? Ni aunque fueran luminosas las veríamos.
Muchas veces esa tendencia a estar todo el día preocupados por un problema, o lamentándonos por no conseguir un sueño, nos impide ver el resto de toooodo lo que ocurre a nuestro alrededor, incluídas esas señales que nos ayudarán a conseguir alcanzar todo aquéllo que nos hemos propuesto.
Por eso creo que la magia existe. La magia está en nosotros, en todos y cada uno de los que a diario perseguimos nuestros sueños absolutamente convencidos de que los podremos hacer realidad.
Muchíiiisimos besos a todos.

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Jean Hernández dijo...

Impresionante!!! Gracias Luis Miguel por todo lo dicho anteriormente. Es reconfortante saber que hay seres en este planeta llenos de una energía maravillosa.
A ti y todos… mil gracias.
Jean H.