miércoles, 27 de junio de 2007

El viaje

Hola a todos:
Este blog lo tituló Luis Miguel el viaje interior, mirar hacia adentro de nosotros mismos.
Es un viaje que todos hacemos, con mayor o menor frecuencia, y seguro que con distintos resultados.
Muchas veces me he preguntado, al ver la forma de comportarse de otros, qué les movería a actuar así. Indudablemente, para hacerme esa pregunta, previamente hice una comparación.
Me imaginé a mí misma en esas circunstancias y ví que mi respuesta sería otra, claro que yo viajo a mi interior pero no al interior de los demás, con lo que esa comparación es evidentemente defectuosa, como lo son sus conclusiones.
Cada uno realiza introspecciones, mas o menos profundas, mas o menos sinceras y honestas, mas o menos reales, mas o menos contaminadas, por nuestros recuerdos, nuestros prejuicios y miedos.
Cada uno viaja a su interior pero no todos utilizamos los mismos medios, tampoco paramos en las mismas estaciones, ni tenemos un mismo destino.
Tampoco todos viajamos con la misma frecuencia, ni a todos les gusta hacer paradas en los distintos andenes, o pasear por los alrededores para ver las cosas desde fuera del vagón.
Tampoco todos comentan igual sus viajes, ni cuentan los paisajes que han conocido ni las anécdotas del camino.
Tampoco todos sacamos las mismas fotos y a algunos no les gusta volver a alguno de los lugares en que estuvieron.
Yo creo hoy y ahora, que ese viaje siempre me conduce a la felicidad, a corto o largo plazo, y aún atravesando estaciones en las que hace mucho frío.
Lo único "malo" de ese viaje es, que es tan particular y privado, que por mucho que se recorra y profundice, nadie, nunca, jamás, podrá crear una guía válida para los demás viajeros.
Cada uno debe hacerse su propio mapa.
Muchísimos besos a todos.

2 comentarios:

clara belén dijo...

Hola Mariola,
Me he sentido muy identificada con lo que has escrito. Precisamente eso es lo que he tratado de decir más de una vez pero no con tanto acierto.
"Cada uno debe hacerse su propio mapa" Me encanta!!
Un beso,
Clara

Inés dijo...

Me ha encantado leer todo esto del viaje interior, qué interesante! Creo que me voy a quedar un rato mirano este blog