jueves, 21 de junio de 2007

La perspectiva

Hola amigos:
Llevo días pensando en lo absurdas que vemos a veces las cosas cuando conseguimos perspectiva. Con qué relativa facilidad descubrimos nuestras equivocaciones dónde tiempo atrás sólo encontrábamos un único camino. La perspectiva distinta con que vemos ahora aquéllas circunstancias...
Unas veces nos la concede el tiempo, o la distancia... y otras sólo la podemos conseguir mirando las cosas desde otro ángulo, bajo un distinto prisma.
Vemos muy distintos los acontecimientos que nos afectan directamente a nosotros que los que suceden en la vida de los demás... objetividad, subjetividad...
Intentar ser objetivos con nosotros mismos, con nuestras vivencias, desmarcarnos de nuestros procesos mentales, esos nuestros recuerdos almacenados que tanto nos vinculan... es posible? me pregunto...
Me contesto que sí, que por supuesto que sí, y tal vez el título que da nombre a este blog, el viaje interior, sea la mejor forma de conseguir esa nueva perspectiva que nos hace llevar un mejor camino.
Me miro y pienso que la mayoría de las veces actúo movida por impulsos, y que esos impulsos los provocan en un alto porcentaje mis inmediatas emociones, y que esas emociones son un conglomerado de sentimientos... positivos... negativos... filtrados en mi memoria y que frecuentemente anulan mi capacidad de razonar y me cierran las demás opciones.
Entonces, y sólo a veces, me paro a pensar e intento buscar otra perspectiva, LA PERSPECTIVA.
Esa perspectiva más objetiva, menos contaminada por los miedos del pasado y las dudas del futuro... la de mis deseos de hoy y ahora...
Cuando me concentro en mi actual felicidad... entonces todo cambia de color, adquiere mas luz.
Gráficamente sería como salir de mi cuerpo para observar mi reacción desde fuera, distanciarme, entrar despacio en mi interior... ver qué siento, qué quiero, no comparar con situaciones ya vividas, volver a mi cuerpo y actuar, actuar en el presente y disfrutarlo.
De algo sí estoy segura y es de que esa perspectiva sólo puedo alcanzarla cuando consigo un cierto nivel de serenidad, de paz...
Os deseo a todos muchos momentos de paz y serenidad, una buena perspectiva y tooooda la felicidad que os quepa. Muchos besos a todos.

3 comentarios:

Jean Hernández dijo...

Gracias por compartir tus conclusiones producto de tus pensamientos; de tratar un punto tan importante como lo es la “perspectiva”. Es ahora que ya no me encuentro con la persona que amaba, cuando veo las cosas desde otro punto de vista o perspectiva. Veo nuevos horizontes y más importante aún, me veo a mi mismo y a mi interior.
Jean H.

Luis Miguel dijo...

Muchas gracias y bienvenido a este blog, Jean.
Ya sabes lo que dicen, "lo que hoy te duele, mañana te hará reír". La perspectiva de las cosas, osea, el juicio de valor sobre un determinado hecho que realizamos, depende de nuestro conocimiento. Cuando éste cambia, porque afortunadamente nuestra memoria es algo cambiante y vivo, también deben de cambiar los puntos de vista y opinión. Es un proceso natural y sano para nuestra psique. El estancarnos en un determinado punto de vista, el luchar contra lo que experimentamos para hacer que encaje en un determinado modelo o juicio que hayamos establecido, es un conflicto que provoca mucho sufrimiento y desperdicio de energía. Gracias por supuesto a Mariola por hacernos pensar, y sobretodo por compartir un poco de ella misma.
Estáis siempre en mis oraciones y bendiciones.

mariola dijo...

Hola Jean, bienvenido, hola Luis Miguel y hola a todos:
Es verdad que nuestra perspectiva cambia, como cambia todo, como cambiamos nosotros mismos.
A mí hoy no me suele hacer reir lo que ayer me hizo llorar, pero a veces, reconozco que me alegra haber tenido que llorar porque me permite vivir ahora cosas que no se hubieran producido sin aquellos momentos en los que sufrí.
Por todo lo que me desprendí, por lo mucho que me enriqueció llorar, llego hoy aquí, y desde luego soy mas fuerte y mas capaz de ser feliz de lo que en su día fui.
Pero todo ese recorrido que todos hacemos a diario en nuestras vidas, parece no tener sentido hasta ese día en que lo miramos con perspectiva.
Mucha felicidad y besos a todos.