sábado, 23 de junio de 2007

La Rosa de Jericó

Hola amigos:
Os voy a contar algo muy especial que me ocurrió la otra tarde.
Paseaba por el centro de la ciudad, una calle muy concurrida, la gente entraba y salía de las tiendas, las aceras no son anchas, te ves muchas veces forzado a esquivar a otros para no tropezar.
Venía de un despacho y me dirigía a una tienda de una amiga que iban a inaugurar.
Iba caminando, pensando en mis cosas y miré al suelo.
Segundos despues me giré, volví sobre mis pasos y me agaché a recogerla... en el suelo, perfecta, nadie la había pisado... había una pequeña rosa de jericó.
Me cuesta describir lo que sentí pero confieso que ahora, solo recordarlo...
La cogí y la lleve toda la noche en mi mano, hasta que llegué con ella a casa. Ayer la sumergí en agua, la tengo aquí, frente a mi, abierta, verde y preciosa, junto a mi otra rosa.
Cuenta la leyenda que transmiten energía positiva a quienes las acogen, que no se deben comprar, las rosas llegan a tí, son ellas las que eligen con quien estar.
Llegaron a la tierra desde su planeta Eqtler, para ayudar a las almas a encontrar su camino, son haces de luz que nos guían.
Fuera de lo que pueda ser pura leyenda, lo cierto es que las rosas son especiales. Dormidas a la vida, esperando que alguien las haga renacer sumergiéndolas en agua...
Cada vez que abro mi rosa, la que tenía primero, ha ocurrido algo especial en mi vida, como la invitación a la fiesta en Puente la Reina, y como muchas otras cosas.
Ahora abrí la nueva, la bauticé, le dí un nombre, hablé con ella... confieso que m descubro esperando que ella conteste, que me diga por qué razón apareció en mi vida, por qué se cruzó en mi camino, me hizo mirar al suelo y descubrirla.
Pero el simple hecho de que ocurriera ya me hace muy feliz. Bienvenida sea a mi vida y yo a la suya.
Muchísimos besos a todos

5 comentarios:

Luis Miguel dijo...

Qué historia tan maravillosa y que suerte la tuya. Estás en un momento de tu vida magnífico. No te puedes imaginar cuánto me alegro, amiga mía.
¡Enhorabuena!

mariola dijo...

Gracias Luis Miguel y hola de nuevo a todos:
Sí es un buen momento, muy bueno.
Pensaba esta mañana que la rosa nace entre las rocas en los desiertos, allí donde las condiciones son tan límites que parece que no exista la vida.
En su primera fase tienen unas pequeñas flores blancas y al alcanzar un cierto nivel de madurez, se desprenden de sus raíces, enroscan sus ramas secas formando una bola y se dejan arrastrar por el viento hasta donde las lleve o hasta que alguien las encuentra, o lo encuentra la rosa.
Supongo que en el desierto puede ser normal encontrarlas pero, en una calle céntrica de una ciudad de 200.000 habitantes, es una gran suerte, desde luego.
Me alegra que te alegres por mí, yo tambien me alegro de ver bien a la gente que aprecio y hasta a los que ni conozco, porque, como ya hemos dicho algunas veces, la alegría de los demás nos contagia.
Muchísimos besos a todos.

clarabelén dijo...

Hola Mariola,
Quería decirte que me ha alegrado mucho que tuvieras un señal tan Mágica, especial y tan bonita!!
Lo curioso,para mí más incluso que la Rosa de Jericó fue que la encontraras en plena calle y no estuviera pisoteada :D
Me gustaria compartir que no hace mucho tiempo me ocurrió a mí pero con un trébol de corazón de cuatro hojas.
Siempre quise ver un trébol de 4 hojas, desde niña, y no logré encontrar ninguno. Y nuevamente, lo curioso fue encontrarlos en UNA MACETA!!! en casa de mi madre. Encontré uno y a continuación mi madre vio el segundo.
Para mí fue mágico, era un momento de Fe, como cuando caminé contigo por aquel pueblo de Córdoba y encontré aquel cuarzo en aquel camino de tierra rodeado de encinas. Fue como un Sí a lo que en aquel momento yo sentía, fue como un "date tiempo si lo necesitas"
Con el trébol fue la respuesta a una oración muy especial pidiendo por alguien a quien quiero mucho.
Fueron mis señales, como para tí tu Rosa. Yo sentí que la Magia de la Fe y del Amor del que camina en su búsqueda me habló de aquella manera.
Un beso Mariola y me alegro muchísimo de que vivieras algo tan especial.
Clara Belén

Loli dijo...

Hola a todos, pero en especial a Mariola:
Me alegro tanto por tí.
Tienes un algo muy especial ¿Lo sabías?, así que no te extrañes y no le des más vueltas a la cabeza pensando porqué la Rosa de Jericó te eligió a tí.
Piensa, que nada es por casualidad y que el destino quiso que pasaras por ese lugar, en ese preciso instante y a esa hora para recoger TU Regalo.
¡Cuídala mucho, que ella lo hará por tí!.
Un beso enorme y a disfrutar lo que la vida nos dá.
MUAC.

mariola dijo...

Hola a todos y hola a la objetividad de Loli:
Bien por ti y por lo que veo que me quieres pero... no confundas, yo no soy mas especial que cualquiera, todos y cada uno somos distintos, especiales e irrepetibles...
Esto, respecto de algunos personajes es una suerte que sólo exista un especímen, por aquello de la tranquilidad de los demás.
Bueno, ahora en serio, gracias por lo que dices.
Muchísimos besos a todos.