martes, 27 de mayo de 2008

Un corazón demasiado grande

Hola a todos, triste día.
Ayer recibí la noticia de la muerte de Ramón, uno de esos grandes corazones que pocas veces tenemos el honor y el privilegio de conocer.
Murió de un infarto como ya ha dicho Luis Miguel, y yo creo que ese gran corazón suyo, tan, tan grande, se debió cansar antes de tiempo.
Porque siempre es pronto para que muera alguien así, joven, alegre, cariñoso y tierno, inteligente y comprensivo, muy muy divertido... capaz de exprimir cada instante. Cómo disfrutaba de un quinto de cerveza fría, cómo reía con los chistes, cómo los contaba...
Cómo preguntaba sobre todo, cómo seguía interesado en saber... cómo escuchaba.
Pero, aunque en estos momentos mis sentimientos son muy tristes, porque mi amigo murió, no permitiré que la tristeza invada mi corazón, y lo haré por él.
Porque Ramón no desearía vernos tristes, vale Loli?? Ramón desearía que nos reuniéramos pronto y nos tomáramos una cerveza brindando por él.
Hoy más que nunca tiene sentido esa frase que dice algo así como "no llores porque acabó, sonríe porque ocurrió"... no llores porque se fué, considerémonos unos privilegiados por haberle conocido.
Ramón, sé que seguirás estando cada día entre nosotros...
Muchísimos besos a todos.

3 comentarios:

Luis Miguel dijo...

No tengo más palabras. Sólo sentimientos, y esos no los puedo expresar.

Pedro dijo...

Siento mucho la pérdida de vuestro amigo. Con él mis màs sinceras bendiciones y ánimo para la familia.
Un abrazo.

rosa de los vientos dijo...

Haré todo lo posible por hacer lo que dices, estoy segura que Loly necesitará más ayuda por haber sido su propia sombra.
Desde aquí quiero mandarle un beso a Loly y a vosotros también que a pesar de no tener mucha comunicación os siento como amigos.
Un beso muy grande para los tres.