martes, 12 de febrero de 2008

Días de gracias

Hola a todos amigos:
Hay días de todo tipo, días de muchos colores, días alegres y tristes, pesados y livianos, rápidos y lentos, pesadillas y sueños y días de dar las gracias.
Hoy es uno de esos, de los de agradecer la lucidez, esa que nos permite captar el entorno y sencillamente, ser felices.
Hoy es un día de esos en los que recibir una llamada inesperada nos hará inmensamente felices, en los que recibir un premio nos llenará de ilusión, en los que una palabra amable será recibida como el tesoro que contiene.
En días como el de hoy, que yo tengo la inmensa suerte de vivir muy a menudo, tengo la necesidad de dar las gracias por todo. Por la lucidez que ya he comentado y que me permite apreciar todo lo que tengo delante de mí, por la serenidad con la que recibo la vida, por la tranquilidad de estar en un camino y andarlo, por tener amigos y sentir su cariño, por poder apreciar la belleza del mundo que me rodea, por percibir la magia, por tener la absoluta certeza de que los sueños se hacen realidad...
Doy las gracias por mantener las ganas que tenía cuando era niña, por no haber perdido nunca NUNCA la ilusión, ni en mis peores momentos, por haber aprendido a confiar, por ser capaz de amar sin prejuicios ni límites, por reir, por llorar, hablar, pensar y sentir... hasta por temer y equivocarme... agradezco ser feliz y sencillamente estar viva, en toooda la extensión de la palabra.
Gracias a todos por ser lo que sois y por todo cuanto aportáis.
Muchíiiiiisimos besos a todos.

1 comentario:

Pedro dijo...

De nada. El placer es mío por sentirte tan cerca y... tan feliz.
Gracias por ser como eres, no cambies nunca (si acaso a mejor, ya que los cambios son inevitables).
Un beso.