lunes, 28 de enero de 2008

Mis certezas

Hola a todos:
Una vez, un filósofo dijo una frase que perduró en el tiempo. Fue Descartes y su frase: "sólo sé que no sé nada".
Cuando intento averiguar mis certezas, me siento un poco así.
Vivo en un mundo que se presenta ante mí y percibo a través de mis sentidos, pero tengo claro que mis sentidos sólo captan una ínfima parte de cuanto sucede. Mis sentidos son imperfectos, y lo poco o mucho que capten, sea acorde o no con la naturaleza real de lo que perciban, envían órdenes a un cerebro que tampoco es infalible y nada objetivo.
Mi cerebro, con sus programas cataloga, compara y me dice lo que tengo a mi alrededor, para que así... yo actúe de una o de otra forma o me sienta mejor o peor.
Todo ese proceso es tan variable, depende tanto de mi atención, de mis ganas, de mi actitud, de mi estado de ánimo, prejuicios, miedos, etc, etc...
Añadiré que además el mundo que me rodea e intento conocer, cambia cada segundo. Nada permanece, todo está en un permanente estado de mutación, transformación y cambio.
Si el mundo cambia y yo también, si cambia mi estado de ánimo, mi nivel de atención y mis ganas, mi estado de ánimo y hasta mis miedos y mis prejuicios...
Si lo que hoy veo de una forma, mañana me puede parecer distinto...
Si lo que hoy me hace feliz, tal vez mañana me haga llorar...
Qué me hace constantemente intentar conocer la verdadera identidad o esencia de cada cosa y cada persona? Y si esa identidad no existe más que en mi mente?
Me acabaré convirtiendo en una feliz ameba si me limito a disfrutar lo que veo sin más? sin preguntarme a cada instante si es bueno malo? bonito o feo?
Seguramente sólo me convertiré en alguien mas feliz, que tendrá la certeza de que no hay nada cierto, salvo una cosa... que cada vez que mis pulmones se llenan de aire, cada vez que late mi corazón, estoy viva y eso tiene un significado, tan simple o tan complejo como yo me proponga... ser feliz no tiene por qué ser complicado.
Muchísimos besos a todos.

5 comentarios:

Luis Miguel dijo...

Creo que la felicidad es un estado natural, una corriente de energía que poseemos todos desde el principio de los tiempos. Y creo que es independiente de mis sentidos, ya que éstos me sirven para relacionarme con el exterior.
Dicen que un joven rebelde llegó al extremo de ser encarcelado de lo insocial que era. Durante años el sistema intentó cambiarlo sin éxito, haciendo si acaso mayor su rebeldía. Un día en su celda oyó la voz de Dios que le saludó. "¿Tú también quieres cambiarme?", gritó el joven.
"No", dijo la Voz, "quería decirte que te amo tal y como eres, como siempre te amé".
Entonces el chico rompió a llorar, "Dios me ama como soy".
Y nunca más volvió a ser el inadaptado e insocial que era.
Creo que la felicidad nace de tener esta certeza, de sentirse arropado y de saber que vaya donde vaya, estoy en el buen camino.

Pedro dijo...

Si partimos de la certeza de que nuestro cerebro siempre nos engaña, de que tan sólo actúa segun un primitivo instinto de supervivencia, es bastante complicado asegurar lo que puede ser cierto o no. Pienso que lo mejor es dejarse llevar siempre, fluir, o como dijo Buda, rendirse a la vida para ser libres.
Por cierto, creo que fue Sócrate el que dijo lo de que sólo sé que no sé nada; aunque quién lo dijera es lo de menos, lo importante es la sabiduría tan enorme que se recoge en esas sencillas palabras.
Un fuerte abrazo a todos.

mariola dijo...

Hola a todos, hola Luis Miguel:
Creo que mi estado natural es ser feliz, aunque reconozco tener mis malos momentos, mis dudas y mis miedos, supongo que como todos alguna que otra vez.
Y siempre fue así, aunque reconozco que, en los peores momentos siempre me sentí muy arropada, hasta el punto de sorprenderme al descubrir cuanto me quería mi familia y mis amigos.
Supongo que debí pensar que no podían estar todos equivocados y era una señal de que estaba en el buen camino, en MI CAMINO...
Nunca he perdido las ganas de hacer mil cosas, la ilusión por absolutamente todo lo que hago, hasta lo mas cotidiano...
Seguro que sólo me falta dejar de comerme tanto la bola... o no, quién sabe?
Muchos besossssss

mariola dijo...

Ja, ja, ja...
Tienes mucha razón Pedro... fue un lapsus.
Sócrates fue quien dijo solo sé que no sé nada, Descartes pienso luego existo.
Gracias por la corrección y muchos besos a todos.
PD: Luis Miguel.. no se puede corregir?

Luis Miguel dijo...

Ja,ja, ja.. tampoco me había dado cuenta...¿seré torpe?...
Ja, ja, ja...