jueves, 17 de julio de 2008

Amigo o Enemigo.

Un saludo a todos de todo corazón.
Hay un ejercicio que me gusta sobremanera, y que puede ser utilizado por cualquiera, sean cual sean sus creencias religiosas.
Se trata de practicar la ecuanimidad, osea el tratar a todas las personas por igual eliminando los prejuicios que podamos haber creado. ¿Prejuicios como cuales?. Pues el más básico de todos, y el más común, es el de amigo y enemigo. Tratamos a las personas como amigas, fundamentalmente, no por los valores intrínsecos que ésta posea. Si no más bien, y en la sociedad actual cada vez más, por lo que aporta a nuestro "yo".
Decimos: "Eres mi amigo por que eres bueno para MI. Me das esto o lo otro". "Veo en ti cosas que ME hacen sentir bien". "Tu forma de ser concuerda con MI idea de como deben de ser los valores que aprecio", etc, etc...
Lo mismo pasa con los enemigos. Son los enemigos de nuestro ego.
Además, estos extremos de amistad y enemistad son totalmente intercambiables. Hoy somos amigos, mañana nos enfadaremos. Tu peor enemigo se convertirá en un gran apoyo en el futuro. Todos hemos pasado por situaciones parecidas. No os pongo ya el ejemplo de las rencillas familiares...
Los roles de amistad y enemistad cambian continuamente en todos los ámbitos.
Es por ello que tratar a todas las personas con amor y ecuanimidad puede ser de gran utilidad para nuestra sociedad como grupo, y de grandes beneficios en alegría y felicidad para todos como individuos.
La práctica de esta meditación no es mía. La he podido encontrar en multitud de escuelas budistas. Resumiéndola un poco:
Totalmente relajados, respiramos conscientemente contando el aire al inspirar "uno", espirar, "dos", inspirar "tres", espirar, "cuatro", y así hasta diez. Podemos repetir el ciclo de cinco a diez veces. Imaginamos después un grupo de personas enfrente de nosotros. Son gente que conocemos, amamos y estimamos mucho. Les observamos tomando cuenta de lo que nos hacen sentir. Descubrimos que muchas veces lo que sentimos tiene en parte un carácter egoísta y relativo.
Convocamos ahora en nuestra presencia otro grupo de personas que conocemos, pero por las que no sentimos nada de especial, ni amor ni odio, ni amistad ni enemistad. Vemos la relatividad de nuestra apreciación. Quizá no les hemos dejado aproximarse. Quizá entre ellos se esconde alguien que necesite nuestra ayuda.
Convocamos por último un grupo de personas que conocemos por las que sentimos aversión. Examinamos nuestros sentimientos descubriendo lo relativo y posiblemente equivocado de nuestro juicio. Mañana de entre ellos surgirá un amigo o un amor.
(Si crees en la reencarnación esta parte será muy útil)
Después de tantas vidas, de tanto renacer, sé que cada persona que encuentro en la vida fue alguna vez una madre amorosa que cuidó de mí, que me alimentó y acunó con dedicación.
Convoco ahora a los tres grupos ante mí. Reconozco entre ellos a mis madres pasadas. Soy consciente del error que cometo al tratarlos parcialmente como amigos, enemigos, o al ignorarles como si su existencia no significara nada para mí. Les mando todo mi amor.
Terminamos la meditación deseando toda la felicidad a todos los seres.
Por supuesto este ejercicio, como todos, no sirve de nada si luego le olvidamos en un cajón, y no le aplicamos en la vida diaria.
Espero que la reflexión os pueda servir de alguna ayuda.
Gracias a todos, amigos y enemigos, por estar siempre ahí fuera.

10 comentarios:

REIKIJAI dijo...

Luis Miguel ... Hermosa la Meditacion ... desde aqui mi pais Argentina ... los cubro con un manto de luz ... los lleno de energia ... para que amigos ... y enemigos ... vibren en una misma sintonia ... que seamos uno con el todo ... Gracias mi nuevo amigo que D´s. Te Bendiga ... Feliz Día del Amigo ... Te dejo un Beso ... Silvi.

Pedro dijo...

No te puedes hacer ni una idea de lo que tus reflexiones aportan a mi vida, en mi día a día. Esta en concreto me viene como anillo al dedo. Te aseguro que no la olvidaré.
Muchas gracias.
Un gran abrazo.

REIKIJAI dijo...

.... FELIZ DIA DEL AMIGO ... ¡!!
Te he querido mandar una salutacion por mail... no tengo tu corro electronico ... AMIGO ... SON CINCO LETRAS ... ENCIERRAN UN UNIVERSO ... A AMOR - M MILAGRO -
I IMAGINACION - G GLORIA - O ORACION - TODAS LETRAS FUERTES ... QUE TERMINAN FORMANDO UNA HERMOSA PALABRA A M I G O ....Un amigo es Amor ... es un Milagro ... con el podemos dejar volar la imaginacion ... nos podemos sentir en la Gloria ... podemos con ellos Orar ... por un MUNDO MEJOR ... eso significa AMIGO ... y me salio así de una no te puedes quejar ... mi querido Amigo tiees la exclusiva ... Te dejo un Beso ... Silvi.

Maria Jesús dijo...

Voy a aplicarme tu meditación para ver que experimento. Yo también creo que prejuzgamos a las personas dominados por prejuicios y visiones falsas de la conciencia. Ha sido un placer visitar tu enriquecedor blog. Así que volveré

Luis Miguel dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Pedro me alegro de poder aportar algo con mis reflexiones, con mis pequeños avances en esto del camno espiritual. Pero no me des las gracias. Sabes que creo en el interser, en la interrelación entre todos los seres. Si intento aportarme algo a mi mismo, quizá te aporte a ti, quizá a todos los seres, y viceversa. Dicen que el alumno comía el desayuno. El maestro sentado en frente de él le dijo: "te estoy dando de comer".
Maria Jesús, bienvenida. Gracias por pasarte por aqui.
Gracias a todos, de verdad, por estar siempre ahí fuera, al otro lado del monitor.

REIKIJAI dijo...

CHEQUEO DIVINO

Fui a la clínica del Señor a hacerme una revisión de rutina y
constaté que estaba enfermo. Me tomó la presión, vio que estaba bajo de ternura. Al medirme la temperatura, el termómetro registró 40º de ansiedad.

Me hizo un electrocardiograma y el diagnóstico fue
que necesitaba varios by passes de amor, porque mis arterias estaban bloqueadas de soledad y no abastecían a mi corazón vacío.

Pasé a ortopedia, ya que no podía caminar al lado de mi hermano, y tampoco podía dar un abrazo fraternal porque me había fracturado al tropezar con la envidia.

También me encontró miopía, ya que no podía ver mas allá de las cosas negativas de mi prójimo.

Cuando me quejé de sordera, me diagnosticó que había dejado de escuchar su voz cada día.

Es por esto que hoy Él...me ha dado una consulta gratuita y gracias a su gran misericordia, prometo que al salir de esta clínica tomaré solamente los medicamentos naturales que me recetó a través de su verdad:

- Al levantarme, beber un vaso de agradecimiento.
- Al llegar al trabajo, tomar una cucharada de paz.
- A cada hora, ingerir un comprimido de paciencia y una copa de humanidad.
- Al llegar a casa, inyectarme una dosis de amor.
- Y antes de acostarme, tomar dos cápsulas de conciencia tranquila.

Gracias Señor, por hacer de mí una mejor persona cada día....
LuisMi ... Lo tengo en mi laboratorio ... frente al escritorio ...quiero que est ... oracion tambien este junto a Tí... Te dejo un Beso ... Silvi.

mariola dijo...

Hola a todos:
El ejercicio que propones puede ser realmente útil. Es cierto que, a los que catalogamos como enemigos no les damos ninguna oportunidad, y todo el mundo puede, en potencia ser bueno, aunque alguna vez nos pareciera lo contrario.
Respecto de los conocidos que pasan desapercibidos igual, porque tal vez si nos tomáramos el trabajo y la molestia de conocerlos, descubriríamos grandes cosas en ellos.
En lo que ya no estoy tan de acuerdo es sobre los amigos y lo que nos aportan. Hay gente a la que quiero, y mucho, y no recibo nada, gente a la que apenas veo, con la que casi ni existe contacto.
No todos los amigos son amigos por lo que recibo de ellos, aunque reconozco que la gente buena siempre está regalando algo, aunque sólo sea su buena energía y vibraciones.
Intentaré poner en práctica lo que dices, pero se que me resultará difícil.
Muchos besos a todos.

Hada Saltarina dijo...

Hola Luis Miguel!
EStoy de acuerdo en casi todo, pero me gustaria matizar. Vale, no hay que considerar enemigo al otro, pero es indudable que hay personas que de repente te hacen daño, entonces hay que mostrárselo de alguna manera, ¿no? No odiarla, pero mostrarse firme, porque a veces los enemigos no se adquieren por motivos egoistas sino por cuestiones que no tienen que ver con este sentimiento.
Un abrazo

Luis Miguel dijo...

Querida hada:
Dices que hay personas que pueden hacerte daño. Eso ni es bueno ni es malo. Simplemente es. Así que una respuesta natural, desprovista de odio, puede darse. En el budismo chan, o zen según se mire, dar una respuesta ante una amenaza es totalmente posible. Si alguien quiere hacerte daño puedes defenderte. No se trata de poner siempre la otra mejilla. Es un tema delicado porque puede dar confusión y a malas interpretaciones.
Si encuentro ante mí una amenaza y puedo defenderme lo haré. Sin odio, sin ánimo de venganza. Se trata de usar la visión correcta para evaluar la situación.
Te pondré un par de ejemplos. Si en mi trabajo oigo rumores sobre mí de que fulanito ha dicho o deja de decir, simplemente lo ignoraré si el nivel de amenaza es bajo. Tendré compasión por él, entenderé el tema como un juego de niños (que es lo que es en la mayoría de las veces), y seguiré adelante sin rencor.
Si el nivel de amenza es alto, por ejemplo alguien que va a agredirme físicamente, y no tengo otra alternativa, me defenderé en proporción al ataque. Pero no veré enemigos en todo este juego, sino situaciones que requieren o no de una acción. ¿Entiendes?
Me agradará mucho poder ayudar a esclarecer cualquier duda.
Gracias por estar ahí fuera.

Maria dijo...

Es curioso como observamos todo lo que acontece en la naturaleza aceptándolo como es y cuando se trata del ser humano se nos disparan todas las defensas, como si todavía viviéramos en el pleistoceno.