domingo, 12 de abril de 2009

El beneficio del Buda.

Un saludo a todos de todo corazón.

Hace unos días una persona me preguntó:

¿Para qué practicar la meditación? ¿qué voy a descubrir siguiendo un camino tan duro como el del chan si no hay nada que descubrir? ¿qué paz y qué mejoras puede traer a mi vida el budismo? ¿cual es el sentido de la existencia?...

Quizá uno de los problemas que nos amarra es que pretendemos siempre buscar cualquier provecho de todo aquello a lo que potencialmente nos podamos dedicar.
Todo, absolutamente todo aquello que acontece por nuestra mente pasa a ser catalogado inmediatamente de entre dos características: Lo Bueno y lo Malo. Creo que este punto en particular no necesita demasiada extensión.
Cuando una persona pretende aproximarse a un camino espiritual, surge nuevamente una cuestión dicotómica: ¿Qué voy a ganar con todo esto?. Voy a emplear mi tiempo, mi esfuerzo, mis esperanzas, etc, etc, etc...
Y digo dicotómica porque nuevamente nos vamos a mover entre los dos polos, ¿esto será Bueno o Malo para mí?
Una vez más perdemos la perspectiva correcta viajando mentalmente del pasado al futuro, olvidándonos del precioso y poco valorado ahora.

El señor Buda simplemente llegó a la conclusión de que hagamos lo que hagamos sobre la faz de la Tierra, todas las personas envejecemos, enfermamos y morimos. Luego se dedicó a buscar una posible solución... hasta que encontró algo que había permanecido olvidado.

Así que dejemos de lado los recuerdos de lo que ya hemos dejado atrás, y no perdamos el tiempo pensando en lo que traerá el mañana.

¿Para qué practicar la meditación? ¿qué voy a descubrir siguiendo un camino tan duro como el del chan si no hay nada que descubrir?

Por un lado, no sabría responder si el camino Chan es duro o no (¿es eso importante?), pero lo que sí que parece es que has descubierto que el mundo, tal y como lo conoces, es limitado. ¿Qué no hay nada que descubrir?, eso es el samsara, el mundo del "yo, mi y mío", de lo positivo y lo negativo.

¿Qué paz y qué mejoras puede traer a mi vida el budismo? ¿cual es el sentido de la existencia?...

¿Qué mejoras puede significar dejar de vivir la vida de la manera en que lo haces ahora? Trascender el samsara, alcanzar la paz divina y el estado mental que el señor Buda descubrió (y tantos otros después que él), parece suficientemente interesante para cualquier mente, ¿verdad?

Podemos engañarnos y seguir buscando "ahi fuera" cosas y experiencias que luego, en el momento de la muerte, no nos serán de ninguna utilidad, y que, además, no podremos llevar con nosotros.

Hay un punto importante que no quiero que se me olvide: Buda nunca quiso ser adorado (como por error acontece en algunas tradiciones). No necesita que el "budismo" crezca ni pretende que te apuntes a su club. De hecho no creó nada, por supuesto no es el creador del Mundo, y no es Omnipotente. Simplemente hizo el descubrimiento de algo que ya estaba ahí. Luego, tras varios días de indecisión, decidió compartir con otros sus conocimientos. Un movimiento lleno de compasión, por sus semejantes llenos de dolor, soledad, angustia y ansiedad, tan exactamente entonces como en nuestros tiempos modernos.

No hay, tampoco de mi parte, intención ninguna en defender mi tradición, ni mis creencias.

Existe una puerta. Si acaso, puedo señalártela. Ahora bien, de ti depende, si es tu deseo, cruzarla y descubrir que hay al otro lado.

Gracias a todo por existir.


4 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

Desde que inicié mi camino espiritual, siempre me ha llamado la atención una cosa en particular. Una persona de hoy, una persona cualquiera, pone en dudas el valor, o aun la existencia misma de lo espiritual. Y además cree saber más que los cientos de miles, o millones de personas que lo antecedieron. ¿Estas personas eran tontas? ¿Eran todas ellas acaso, ignorantes? ¿Podría haberse sostenido la espiritualidad basandose en esta clase de personas por milenios?. ¿que es lo que nos hace pensar que somos superiores, o más listos que todos los demás, aun cuando ellos sean millones? ¿y entre esos millones, no habrá ninguno que piense? ¿porque es que tendemos a menospreciar asi a los demás?

te dejo un abrazo de corazón.
Juank.

Luis Miguel dijo...

Como he dicho muchas veces, una pregunta no es mala ni buena, depende luego del color que queramos darle.
No se trata de menospreciar a nadie, y la persona en particular que me preguntó, no tenía esa intención en absoluto.
Vivimos en un mundo de marketing, y sí que es cierto que cuando ando mis pasos por ahí, encuentro cierto recelo, cierto aire a "¿qué ofeces? Voy a desafiarte a ver qué me respondes" y todo eso.
De ahí mi interés en aclarar la diferencia entre la compasión y el reclutamiento religioso.
Pero si de esto se ha podido interpretar que esta persona al preguntarme me desafiaba de alguna forma, la culpa es mía.
No obstante, amigo Juan Carlos, tu respuesta es muy cierta.
Gracias.

Pedro dijo...

El camino espiritual es pura experiencia, poco podrán aportar las palabras a quienes no tengan intención de comprender.
Me veo incapaz de explicarlo, pero no creo que sea necesario, ya tú lo haces muy bien.

Un abrazo.

Manuela dijo...

Es bueno preguntar y cuestionarlo todo, nos ayuda a crecer. Otra cosa sería ir por ahí creando polémica por el gusto de discutir o llevar la contrario o por querer llevar la razón. A veces en las preguntas hay un gran amor por el conocimiento y en mi caso dudo más de mi capacidad de entender lo que se quiso decir que de la validez de la información. Saludos y gracias por vuestras opiniones.