miércoles, 24 de septiembre de 2008

¿Tolerar o disfrutar? This is the question...

Un saludo a todos desde el corazón.
Hace muchos días que no pasaba por aqui, y hoy he decidido venir a saludarte, querido amigo.
Los médicos tenemos acceso a infinidad de estadísticas. Hay empresas que hacen porcentajes de cuaquier cosa, porque cualquier cosa es susceptible de ser medida.
Uno de esos estudios me ha llamado poderosamente la atención, y quería comentártelo:
Dicen que 4 de cada 5 personas no disfruta su trabajo. Lo tolera o lo sufre, pero no disfruta de ello. Dicen también que 4 de cada 5 personas no disfruta de su vida social y familiar, que la tolera en su mayoría, o la sufre. ¡Cuatro de cada cinco personas sólo toleran su matrimonio!.
¿Sabes que significan 4 de cada 5 personas, amigo mío? Son el 80%. ¡El 80% de las personas es una cifra demasiado grande!
Aunque si te digo la verdad, sólo hay que darse un paseo por una calle abarrotada de gente para darse cuenta que estos números, quizá, tienen mucha razón.
Estas dos últimas semanas estuve pensando muy seriamente en todo esto. Llegué a una pregunta fundamental:
¿Estoy disfrutando o estoy tolerando mi vida? ¿Vivo cada día lleno de emoción y entusiasmo o simplemente vivo, pasando el tiempo, procurando que no me hagan mucho daño, mantenendo un estatus equilibrado?
No me gustó nada la respuesta a la que llegué, si quieres que te sea franco. Así que he pasado estas últimas dos semanas muy ocupado, hasta tomar una importante decisión.
Si he vivido como hasta ahora, ha sido sólo porque yo mismo lo había decidido así. Puede que quiera escudarme y echarles la culpa a las creencias que me enseñaron, a la sociedad que parece manejarme a su antojo, a la crisis, a la política, a la religión...
¡BASTA!
Hoy sólo quiero darte una frase. Algo para que pienses, si es que lo que te acabo de contar te ha turbado tanto como a mí.
La vida ante ti no es más que una mera interpretación y no la realidad misma.
Lo voy a decir otra vez pero más alto, para que no haya confusión:

¡LA VIDA ANTE TI NO ES MÁS QUE UNA MERA INTERPRETACIÓN Y NO LA REALIDAD MISMA!

Te pondré un ejemplo. Esta mañana, hace unos minutos en realidad, escuchaba a un compañero quejarse de la crisis económica que atraviesa nuestro país. Pero en realidad no es que haya crisis (sí, sí, escucha esto atentamente), sino que es como él interpreta la situación que recibe a través de sus sentidos.
A pesar de todos los hechos que esta persona me quiera ilustrar, me está dando su interpretación. Ante los mismos hechos, otras personas no experimentan crisis, sino una oportunidad para enriquecerse y prosperar.
La vida ante ti no es más que una mera interpretación y no la realidad misma.
¿Crees que no tengo razón?
Pues eso está muy bien. Porque así será la vida para ti. ¿Quieres crisis? Pues experimentarás crisis. Así es como funciona.
Vivir una vida plena, llena de entusiasmo y logros, sería una forma muy inteligente de pasar el tiempo que nos queda, ¿verdad?
No voy a dejar que esto quede así. Poco a poco iré contándote otras cosas.
Pero como te dije, hoy sólo quería dejarte una frase.
Lo que hagas con ella después es sólo cosa tuya.
Gracias querido amigo, por estar siempre ahí fuera.

10 comentarios:

Pepito Grillo dijo...

Saludos querido amigo.

Yo siempre me he reído de las estadísticas. A mi entender, sólo son un instrumento utilizado para convencer a los demás de que mi argumento es el verdadero (si se interpretan como yo digo, claro).
Además...¿qué aparato objetivo y ecuánime se utiliza para medir el grado de satisfacción?...¿el "satisfactiómetro"?

Cuando estudiaba filosofía, me quedé con una frase que a menudo salta en mi cabeza a modo de sentencia: "TODO ES RELATIVO".
Ni siquiera uno mismo (mucho menos los demás cuando nos ven paseando por la calle) puede medir objetivamente el grado de disfrute o satisfacción que le produce su trabajo, su matrimonio, o cualquier parcela de su vida: dependerá de su estado de ánimo en el momento en que se lo preguntes, de si ese día todo fue bien o acababa de tener una discusión; y dependerá también del que tengan al lado (o en la cabeza) en el momento en que se le pregunte: según con quien me compare, me sentiré más o menos afortunado.

Y una vez aplicado mi sempiterno método de la "duda metódica"(valga la redundancia) te diré, querido amigo, que estoy completamente de acuerdo contigo en que deberíamos disfrutar más y sufrir menos :"La vida ante ti no es más que una mera interpretación y no la realidad misma". Y en función del enfoque que demos a cada acontecimiento, éste nos hará sufrir, o gozar, o, lo que es peor, quedarnos en standby.

Es fácil cuando vemos a alguien reaccionar de manera negativa ante una situación, analizar y tener muy claro el enfoque que debería darle para que le sea satisfactorio. Es muy común la frase al amigo, al compañero de: "no te lo tomes así, piensa que(...)"

La dificultad está cuando se trata de nosotros mismos. En ese caso nos cuesta, si es que lo conseguimos, no dejarnos arrastrar por la frustración, el desánimo, o la apatía, y nos enredamos en una maraña de pensamientos negativos que nos ahoga. Pero ¿cómo lograr la suficiente distancia para liberarnos y ver la situación con una cierta perspectiva?.
Querido amigo, si tienes la respuesta, dímela, por favor.

Yo también quiero darte una frase:

"CARPE DIEM"

Querido amigo, saludos.

Pepito Grillo

Bacdiras dijo...

Hola!
Pienso que es el eterno dilema de ver el vaso medio lleno o medio vacío; o el otro que, una vez que reconoces una situación, seas responsable de ella en alguna mediada o no, tienes que elegir entre cambiarla o aceptarla plenamente, de verdad.
Lo que marca la diferencia es el grado de concienta que tú tengas de la situación.
Un beso.

Pedro dijo...

Yo diría que eso es algo más que una simple frase. La anotare en mi lista de máximas a seguir... aunque creo que en cierto modo ya lo hacía. Pero nunca está de más recordarlo.
Seguire pendiente a tus próximas entradas, ultimamente me están ayudando mucho.
Gracias y un fuerte abrazo.

Chencho dijo...

Poco que añadir a tu acertada reflexión. Hay gente que se queja por todo porque no tiene el control de su propia vida. A veces es más fácil dejarse llevar por la corriente que marcar el rumbo de tu vida.
Saludos.

sky-walkyria dijo...

para disfrutar nos basta lo que tenemos, y sobretodo, lo que somos,

amor y burbujas

Juan Carlos Lozano dijo...

Hola querido amigo:

A mi me han eseñado que las estadisticas estan para cuando algo no se resuelve por 1 o O. Es decir por cierto o falso. Es decir donde el terreno se torna indefinido, existe la probabilidad, del 30% , del 50%, del 80% o lo que sea. No deja de ser un tiro por aproximación.

Alguna vez he sido profesional, sicologo. Conozco bien esta pregunta que te estas haciendo hoy. Y no puedo darte la solucion a ella. Porque la solucion es interna y personal.

En mi caso, no soy mas Sicologo. Y mi experiencia es que fue la mejor desición que tome en mi vida. Pero esa experiencia es personal, intransferible. No soy ejemplo a seguir.

Solamente se que vida hay una sola y dura poco. Y que no es indiferente lo que hagas con ella. hay que elegir el propio camino.

Un abrazo amigo
juank

Luis Miguel dijo...

Un saludo a todos desde el corazón.
Gracias a todos por vuestros comentarios.
Querido amigo:
Creo que discutir ahora si las estadísticas son fiables o no, y todo lo que gira alrededor de ese tema, no es más que perderse en el "dedo que apunta a la luna".
Miremos a la luna o nos perderemos todo su esplendor.
La realidad es que la gente sufre, que hay mucho sufrimiento e infelicidad.
La realidad es que nos pasamos la vida justificando este sufrimiento en las cosas externas, en los acontecimientos, en los deseos y en todo eso que ya sabemos.
¿Cómo liberarnos del malestar de una situación? ¿No fijándonos en los demás, sino como dice pepito grillo, en nuestra propia experiencia?
El punto de inflexión se encuentra en las emociones. Una situación nos provoca una emoción. Es una respuesta del sistema nervioso. El problema surge cuando nos identificamos con ella. Una emoción no es más que una respuesta química de corta duración. Ahora bien, nosotros podemos hacerla eterna volviendo una y otra vez a ella, amplificándola poderosamente.
O podemos dejarla pasar.
Es una elección personal. Por eso ante situaciones idénticas diferentes personas reaccionan y se sobreponen de formas distintas.
Si no fuera así... ¿por qué no reaccionamos TODOS de la misma manera?
Es una tema apasionante y de resultados sorprendentes.
Amigo mío, seguiremos en contacto.
Gracias a todos por estar ahi fuera.

REIKIJAI dijo...

Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor. Pronto la charla ... devino en quejas acerca del interminable 'stress' que les producía el trabajo y la vida en general. El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más ecléctica: de porcelana, plástico, vidrio, cristal, unas sencillas y baratas, otras decoradas, unas caras, otras realmente exquisitas... Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se
sirvieran un poco del café recién preparado. Cuando lo hubieron hecho, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo: 'Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo. Ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al 'stress.'

Continuó: 'Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café. En verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos.
Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores. Después se pusieron a mirar las tazas de los demás.

Ahora piensen en esto: La vida es el café. Los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son meras tazas, que le dan forma y
soporte a la vida y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos. A menudo, por concentrarnos sólo en la taza dejamos de disfrutar el café. ¡Disfruten su café! La gente más feliz no es la que tiene lo mejor de todo sino la que hace lo mejor con lo que tiene; así pues, recuérdenlo:


* Vivan de manera sencilla.
* Tengan paz.
* Amen y actúen generosamente.
* Sean solidarios y solícitos
* Hablen con amabilidad.

El resto déjenselo a Dios. y recuerden que: la persona más rica no es la que tiene más sino la que necesita menos .....

DISFRUTA TU CAFÉ............ Tr frjo un Beso .... silvi.

Luis Miguel dijo...

Querida Reikijai:
¡Es un cuento maravilloso!
Me ha encantado, de verdad.
Gracias por compartirlo.

mariola dijo...

Hola a todos:
Interesante frase, mucho, me ha gustado.
Es cierto que la vida es una interpretación, que todo depende del punto de vista, de nuestra perspectiva, de cómo queramos ver las cosas.
También es verdad que la mayoría de la gente se queja del trabajo o en general de la vida que llevan y el mundo que les rodea sin hacer nada al respecto, viviendo, o mejor dicho, sobreviviendo en la infelicidad.
Creo que sólo es falta de responsabilidad ante sí mismos y consecuentemente hacia sus cercanos.
Porque la vida que llevamos la elegimos nosotros, al menos en una parte muy importante. Decidimos aceptar o no un trabajo, comprar una u otra casa, casarnos o estar junto a una persona, o no hacerlo, tener hijos... y lo hacemos de forma responsable? o decidimos porque nos toca hacerlo? y cuando esa decisión está basada en lo que convencionalmente se considera correcto o adecuado? o cuando nos dejamos aconsejar por otros en lugar de profundizar en nuestro interior para averiguar qué es lo que realmente deseamos?
Puede haber muchas respuestas y una única solución.
Lo que no te guste de tu vida cambialo, pero hazlo siempre de forma responsable y consecuente contigo mismo.
Luego céntrate en todo lo que de verdad es importante y disfruta.
Seguro que así eres algo mas feliz.